Chucho y yo (Beethoven, sonata No. 8 en Do menor “Patética”)

Un rincón literario

fotos-beagle_18

Te llamaré Chucho. Y a pesar de que me mires con esos ojos, la cabeza ladeada y las orejas colgando, no me vas a sacar ni una carantoña. No te quería, ni te necesitaba para nada. Si no estás conforme, ahí está la puerta. La coges y te largas con quien te ha traído. Eso es todo lo que le he dicho al perro que me acaban de traer mis hijos. Te va a hacer mucha compañía, papá, Así te obligarás a salir a la calle, papá, No es bueno que te pases los días solo, papá. Ya veis, toda la retahíla que se le suelta a uno cuando se ha quedado solo y los hijos no quieren que aparezcas por sus casas a tocar los cojones. Porque eso sí, a ninguno se le ha ocurrido decirme: papá, prepárate una bolsa con algo de ropa y vente unos días con…

Ver la entrada original 510 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s