Chucho y yo (Beethoven, sonata No.14 ‘Claro de luna’)

Un rincón literario

Ayer me sorprendí. Tenía a Chucho sentado a mi lado. Él, lejos de expresar nerviosismo, movía las orejas como si quisiera captar más y más sonidos. Hoy habré de dedicar un tiempo a buscar el espectro sonoro del oído del perro para averiguar si él escuchaba realmente el piano de Baremboim o solo mimetizaba mi cara de extasiado cuando escucho cierta música.
He repetido el experimento. Bien, repetirlo no es la palabra exacta. Lo que he hecho ha sido mejorarlo. Cómo, preguntaréis. Pues he cogido la sonata que conocemos como Claro de Luna y la he escuchado en dos de sus versiones. La primera, como no podía ser de otro modo, ha sido la de Daniel. Pero no sé porqué, esta vez he detectado algo en lo que no había caído antes. La melodía es una nota Sol que se repite dos veces en diferentes figuras: una corchea con puntillo…

Ver la entrada original 463 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s