Músicas en “el ladrón de rostros”: sonatas piano, Beethoven

Un rincón literario

Lugar en la novela:

[…]
Me sobra el dinero y nunca he necesitado demasiado para satisfacer mi sencilla vida. Tengo esta hermosa casa y mi mundo solo debía circunscribirse a ella y a su contenido. Tengo toda la música que necesito, puedo releer todos y cada uno de los libros que me marcaron, tengo mi pintura. Y si necesito algo del mundo exterior dispongo de la maravillosa tecnología actual, con lo que apenas debo alejarme de estas paredes para conseguirlo.
Soy un misántropo que solo aspiraba a acabar su vida en compañía de María. Leerle poemas, ponerle las insuperables partitas de Bach o las sonatas para piano de Beethoven y fundirnos en ese universo irrepetible. Pasear por los prados para captar su luz, reinventar de nuevo y solo para mí el maravilloso impresionismo: preparando los lienzos, construyendo la paleta de colores y plasmar la luz de una mañana de otoño…

Ver la entrada original 798 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s