Cuadros para una exposición (de EL&P a Mussorgsky)

  Modest Mussorgsky compuso esta obra para piano. Posteriormente Ravel la orquestaría (Entre mayo de 1922 y el verano de 1923), siendo ésta última la más conocida e interpretada.

HISTORIA DETRÁS DE LA OBRA

Víctor Hartmann era un arquitecto, acuarelista, diseñador y gran amigo de Modesto Mussorgsky. El compositor albergaba la firme convicción de que su amigo llegaría a cumplir su sueño convirtiéndose en un gran arquitecto. Pero el sueño se truncó cuando Hartmann falleció de un ataque cardíaco a la edad de 39 años. Mussorgsky quedó totalmente desolado. Y no solo eso, tenía también un gran sentimiento de culpa ya que se sentía responsable de lo sucedido.
Poco tiempo antes del fallecimiento y mientras paseaban, el arquitecto tuvo un ataque de ansiedad y no podía respirar. En lugar de llevarle a un médico, Mussorgsky trató de calmar a su amigo diciéndole que descansara, que luego seguirían con su paseo.
Obsesionado con ese incidente, Mussorgsky comenzó a alimentar un fuerte sentimiento de culpa por la muerte de Hartmann. Cuando recuerdo esta conversación, contaba, me siento desdichado, porque me comporté como un cobarde por temor a la enfermedad. Pero temía preocupar a Hartmann y me comporté como un tonto niño de escuela.
Mussorgsky, que no era la más estable de las personas, terminó hundió en una profunda depresión. Obsesionado por la muerte de su amigo y la creencia de que era en parte responsable de ella. Agudizó su problema con la bebida, llegó a sufrir alucinaciones e incluso estuvo desapareció durante días, se involucró en alborotos y acabaron echándole del apartamento donde vivía.

Vladimir Stassov, amigo común de Hartmann y Mussorgsky, estaba preocupado por la salud mental y física de este último. Pensó que un modo de ayudarle sería que éste se involucrara y comprometiera en alguna actividad en honor del amigo perdido. Mientras pensaba en ello organizó una exposición de alrededor de 400 obras de Hartmann.
Mussorgsky asistió a la exposición y se sintió conmovido por lo que veía, pero no pudo componer una pieza conmemorativa para Hartmann hasta algunos meses más tarde. Cuando finalmente se puso a trabajar, decidió escribir una suite para piano de diez movimientos, cada uno de los cuales representaba alguno de los cuadros de Hartmann. En realidad solo tres de los movimientos se relacionaban con alguno de los cuadros exhibidos en la exposición de Stassov. Las otras eran bocetos y dibujos que Mussorgsky había visto en la casa de Hartmann. El enlace entre todos los movimientos era un tema de “paseo”. “Mi propia fisonomía se muestra a través de los intermezzos”, explicó Mussorgsky.

hartmann_puertas de kiev

Las grandes puertas de Kiev

LA OBRA

  1. Promenade (Paseo) I — Mussorgsky se retrata a sí mismo y a sus impresiones mientras pasea por la galería donde se exhibe la exposición de Hartmann. Es un tema que, con distintas orquestaciones se repetirá a lo largo de la obra.
  2. Gnomo — Dibujo de Hartmann de un pequeño cascanueces, un juguete de niños hecho para el árbol de Navidad. El cascanueces tiene la forma de un gnomo malo.
  3. Promenade (Paseo) II
  4. El viejo castillo — Acuarela de un trovador que canta ante un castillo medieval italiano.
  5. Promenade (Paseo) III
  6. Tullerías — Niños Peleando en el Juego. Acuarela de Hartmann de una esquina del famoso jardín francés.
  7. Bydlo — Palabra polaca para desirnar el “ganado”. Dibujo de dos grandes bueyes arrastrando un pesado carro campesino con dos enormes ruedas.
  8. Promenade (Paseo) IV
  9. Baile de los pollitos en su cascarón — Diseño de Hartmann del vestuario para el ballet Trilby. Los pollitos danzan con sólo sus patas saliendo de sus cascarones.
  10. Samuel Goldenberg y Schmuÿle — Dos dibujos a lápiz, que pertenecían a Mussorgsky, titulados “Dos Judíos Polacos – Uno Rico, el Otro, Pobre”.
  11. Limoges – El Mercado. Pintura de un mercado francés.
  12. Catacumbas — Una pintura del mismo Hartmann, acompañado por el arquitecto Kenel y un guía con una linterna, explorando las catacumbas de París.
  13. Cum Mortuis in Lingua Morta — El tema del Paseo, rotulado en la partitura “Con la Muerte en una Lengua Muerta”. Mussorgsky escribió sobre la partitura para piano: “El espíritu creativo de Hartmann me conduce al lugar de los cráneos y los llama; los cráneos mismos comienzan a resplandecer desmayadamente desde adentro.”
  14. Baba Yaga – La Pequeña Choza en las Patas del Pollo — El hogar de la bruja Baba Yaga en los cuentos de hadas rusos. Ella vive en una choza montada sobre las patas de un pollo gigante. Hartmann diseñó una cara de reloj que representa el viaje de Baba Yaga en un palo de escoba.
  15. La gran puerta de Kiev — Diseño arquitectónico de Hartmann para una estructura destinada a conmemorar el día en el que Alejandro II escapó al asesinato en Kiev. La puerta, que nunca se construyó, está pintada con un casco gigante en la parte superior.

¿CÓMO LLEGUÉ A LA OBRA?

Nos trasladamos al 7 de mayo de 1974 y un grupo por el que sentía una gran admiración daba su primer concierto en España. Era la banda de rock progresivo conocida como Emerson, Lake & Palmer.
Imaginaos a un chaval de 19 años, en una España oscura, triste y reprimida, accediendo a un concierto de “melenudos”. Para mí, transgresor y un poco tocapelotas, era un momento maravilloso.
Cuando empezó aquello debo reconocer que me estremecí. Las sencillas orejas de aquel Manel no estaban preparadas para la potencia de sonido que estalló de repente. Horas más tarde, cuando el concierto terminó, un poco de mi actual amor por la música había germinado sin conocer todavía los motivos.
Ahora los tengo claros. Y como muestra os muestro el programa que ofrecieron aquel día:

  1. Hoedown (Aaron Copland)
  2. Jerusalem (Sir Hubert Parry)
  3. Toccata (Alberto Ginastrera)
  4. Tarkus
  5. Benny the Bouncer
  6. Take a Pebble
  7. Still… You Turn Me On
  8. Lucky Man
  9. Piano Improvisation
  10. Karn Evil 9
  11. Pictures at an Exhibition (Modesto Mussorgsky)

Como podéis ver, y sin tener conocimiento de ello, me introdujeron en el sonido de Copland, Parry, Ginastrera y Mussorgsky; amén de suyo propio. Quién podría pedir más para una sola noche.
Hoy, años después, solo nos queda Carl Palmer. A Lake se lo llevó una cruel enfermedad y Emerson decidió reventarse la cabeza de un disparo. Pero su sonido perdurará, lo mismo que la consecuencia que regalaron a tantas mentes como la mía: el amor incondicional por la Música.

BONUS

Como bonus os añado el maravilloso trabajo animado que realizó la gente de la empresa Animusic. Sin desperdicio. Altamente aconsejable.

Anuncios
Publicado en Anécdotas, EL&P, Mussorgsky, nacionalismo, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

“Gitanería en dos cuadros”, la versión de 1915 de “El amor brujo”

Después de siete años en París, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, Falla regresó a Madrid. Allí, Pastora Imperio, una bailarina legendaria de fondo gitano, le encargó escribir una canción y danza que terminó siendo la primera versión del Amor brujo.
El estreno madrileño de dicha versión fue un completo fracaso.
Eso llevó a Falla a transformarla en un ballet con orquesta sinfónica (la original lo era para orquesta de cámara) y a introducir tres canciones cortas para mezzo-soprano. Su primera versión, la estrenada en 1915 y que podréis degustar a continuación, llevó por  título Gitanería en dos cuadros. Más tarde, en 1920, haría la última revisión. Y fue bajo este formato que El amor brujo triunfó hasta convertirse en la obra que hoy todos conocemos.

Revisión de 1920)

  1. Introducción y Escena —  orquesta
  2. En la Cueva (La Noche) — orquesta
  3. Canción del Amor Dolido —voz y orquesta
  4. El Aparecido — orquesta
  5. Danza del Terror —  orquesta
  6. El Circulo Mágico (Romance del Pescador) — orquesta
  7. A Media Noche, Los Sortilegios — orquesta
  8. Danza Ritual del Fuego — orquesta
  9. Escena — orquesta
  10. Canción del Fuego Fatuo — voz y orquesta
  11. Pantomima — orquesta
  12. Danza del Juego de Amor — voz y orquesta
  13. Final: Las Campanas del Amanecer — orquesta

El argumento cuenta la historia de Candela, una muchacha gitana, cuyo amor por Carmelo se ve atormentado por su descreído antiguo amante. La obra es de carácter marcadamente andaluz, tanto en lo musical como en lo literario. El libreto fue escrito por Gregorio Martínez Sierra en dialecto andaluz, si bien se ha llegado a poner en duda su autoría, en favor de su mujer, María de la O Lejárraga García, feminista apasionada que publicó obras bajo el nombre de su marido. La música contiene momentos de gran belleza y originalidad, e incluye las famosas Danza ritual del fuego, la Canción del fuego fatuo y Danza del terror. Una historia de hechizos, de brujería, donde el espectro del amante muerto de Candela se le aparece celoso ante sus amores con Carmelo. La solución estará en manos de Lucía…

Os comparto una hermosa versión que he encontrado. Joana es todo pasión y profesionalidad. La orquesta, con algunas limitaciones, es de lo más digno. También deciros que si se escucha siguiendo el libreto se verán algunas diferencias, sobre todo la falta de personajes. La versión que conocía (completa) desapareció hace tiempo del Tubo. A pesar de ello mantengo lo dicho: la que os ofrezco es muy digna. Juzgadla vosotros mismos.

LIBRETO DE EL AMOR BRUJO

ACTO PRIMERO
 
*** (Casa de los gitanos. Es de noche. En el suelo, en él centro, hay un braserillo encendido. Las dos gitanillas, sentadas en el suelo, echan las cartas. Cada una tiene delante un candil. Fuera, en la noche, se oye lejano el rumor delmar. Una gitana vieja se acerca a la puerta… )
 
1 – Introducción y escena
GITANA VIEJA:  iCómo resuena la mar esta noche!
CANDELAS: ¡No tendrá que decir na bueno!
GITANA vieja: La mar no dice ná, ni bueno ni malo. Suena porque la mueve el viento y habla como los condenaos, sin licencia de Dios.
(La vieja pasa y desaparece en el interior de la casa)
CANDELAS: Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete… ¡Sale mujer rubia! ¡Mujer rubia!…
GITANILLA: Sale que me quiere. Vendrá.
CANDELAS: Ladra un perro en la calle… Ma agüero, hasta la luz se apaga ¡Malhaya mi suerte! Una… dos… tres… cua- tro… cinco… seis… siete… ¡Sale que no me quiere! Una… dos .. tres… cuatro… cinco… seis… siete… En este momento, habla con eya de mi…. y le dice que no me quiere ni me ha querido nunca…Más vale dejarlo
 
*** (Se levanta, se acerca a la candela y canta)
 
2 – Canción del amor dolido
¡Ay!
Yo no sé qué siento,
ni sé qué me pasa
cuando éste mardito
gitano me farta.
¡Ay!
Candela qué ardes…
más arde el infierno
que toíta mi sangre
abrasá de celos!
¡Ay!
Cuando el río suena
¿qué querrá decir?
Por querer a otra
se orvía de mí!
¡Ay!
Cuando el fuego abrasa…
Cuando el río suena…
Si el agua no mata el fuego,
a mí el penar me condena,
a mí el querer me envenena,
a mí me matan las penas.

*** (Al terminar la canción, dan las doce de la noche. Las dos gitanillas se acercan, una a la puerta y otra a la ventana y hacen su conjuro (Sortilegio))
 
3 – Sortilegio
¡Las doce están dando!
En los brazos de la Virgen María
su Hijo está orando…
Por ello te pido
oir puerta cerrar,
niño yorar
y campana repicar…
¡Lo que mi corazón desea
mis ojos lo vean!
GITANILLA: (Con alegría) ¡Vendrá! [Vendrál
CANDELAS: (Apartándose de la ventana con desaliento) No ha de venir. Ya sé yo que no viene… Para qué habré vivió pa qué un día más, si no le voy a ver. Las docel. De toas maneras, con pena o alegría hay que cumplir lo que está mandao. Con unción. Pa que un Debé que está en el sielo, nos entre de su mano en er día nuevo. Pa que nos lleve por la buena vía. . haremos la danza der fin der día
. (Se acerca de nuevo a la candela y echa en ella un puñado de incienso)
¡Incienso santo!
¡Incienso nuevo!
¡Sarga lo malo
y entre lo bueno!
 
*** (A medida que sube el humo del incienso, baila Candelas la danza del fin del día.)
 
4 – Danza del fin del día
Danza solo música
 
*** (Terminada la danza, se oye en la calle un silbido, es el novio de la gitanilla que avisa su llegada.)
 
5 – Escena (El Amor vulgar)
GITANILLA: ¡Ya está ahí! ¡Ya está ahí!
CANDELAS : Ná, ná, y siempre ná.
*** (Candelas nos explica el Romance del pescador)
6 – Romance del pescador
CANDELAS
Por un camino iba yo
buscando la dicha mía:
lo que mis sacáis (ojos) miraron
mi corasón no lo orvía.
Por la verea iba yo.
A cuantos le conocían
—¿Le habéis visto? — preguntaba,
y nadie me respondía.
Por el camino iba yo
y mi amor no parecía.
Er yanto der corasón
por er rostro me caía.
La verea se estrechaba
y er día se iba acabando.
A la oriyita der río
estaba un hombre pescando.
Mientras las aguas corrían
iba el pescador cantando:
No quiero apresar los pececillos del río;
quiero hallar un corasón
que se me ha perdió!
Pescador que estás pescando,
si has perdido un corasón,
a mí me lo están robando a traición.
El agua se levantó al oir hablar
de penas de amantes
y dijo con ronca voz:
Pescador y caminante,
si sufrís los dos,
en er monte hay una cueva,
en la cueva hay una bruja
que sabe hechisos de amor.
Idla a buscar
que eya remedio os dará.
Esto dijo er río.
CANDELAS: esto habrá que haser. A la cueva de la bruja tengo de acudir, si eya no me da er remedio me quiero morir.
*** (Un intermedio musical antes de entrar en el segundo cuadro)
 
7 – Intermedio
Solo música
 
ACTO SEGUNDO
 
*** (Escena musical que nos introduce al fuego fatuo que encontrará Candela cuando llegue a la cueva de la bruja)
 
8 – Introducción del fuego fatuo
Solo música
 
*** (La cueva de la bruja. Es de noche: la cueva está sola y oscura, pero en el fondo se ve un camino de montaña con chumberas y maleza, iluminado por la luz de la luna. Aparece en el sendero Candelas, la gitanilla enamorada. Llega al umbral de la cueva, llama tres veces, nadie responde; entra temerosa. Al acercarse la gitana a la entrada de la cueva, el fuego fatuo se esconde en un rincón, en el que están reunidos los amuletos e instrumentos mágicos de la bruja.)
 
 
9 – escena (el terror)
CANDELAS:
¿No hay nadie en la cueva?
Nadie me responde
¿Será que la bruja sale por la noche
en busca der mengue jineta (duende
en su escoba por la chimenea?
¡Ay, Jesús me varga! ¡Qué miedo me entra!
No hay nadie, estoy sola.
Esta es la candela.
Este es el manojo de las malas yerbas.
Este es el lagarto,
Esta es la redoma encantá,
donde el agua que sabe el secreto
de toas las vidas está aprisiona.
No hay nadie, estoy sola.
Si yo me atreviera…
haría el conjuro que al diablo callao
desata la lengua.
No hay nadie, estoy sola.
Si yo me atreviera…
¡Ah!… Es er fuego fatuo.
Espíritu y rey de la cueva,
que quiere vengarse de mí… ¡No te acerques!
¡Fuego del infierno que las almas quemas!
 
 
*** (Danza frenéticamente huyendo del Fuego fatuo que la persigue. Se aparta con terror, salta, se retuerce. Por fin, de la misma desesperación saca alientos para lanzarse a perseguirlo. El Fuego fatuo huye y, saliendo por la boca de la cueva, se desvanece en la deslumbrante luz de la luna.)
 
10 – Danza del fuego fatuo
Solo Música
 
*** (Candelas se apoya rendida en el quicio de la entrada y da un suspiro de descanso. Después canta la canción del Fuego fatuo.) ojo 11 y 12 seguidas.
 
11 – Interludio (Alucinaciones)
Solo música
 
12 – Canción de! Fuego fatuo
CANDELA
Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er queré.
Le huyes y te persigue,
le yamas y echa a corré.
Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er queré.
Nace en las noches de agosto,
cuando aprieta la calor.
Va corriendo por los campos
en busca de un corazón…
Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es el amor.
Malhaya los ojos negros
que le alcanzaron á ver.
Malhaya er corazón triste
que en su yama quiso arder.
Lo mismo que er fuego fatuo
se desvanece er queré.
 
 
*** (Se acerca resueltamente al rincón de los encantos, y apoderándose de la redoma encantada derrama parte del agua sobre el fuego y hace el conjuro. La música indica la parte cantada y la parte recitada. Desde que ella coge la redoma, va oscureciendo, porque se supone que se pone la luna antes de amanecer. En cuanto después aparece el Gitano, van apareciendo en el cielo las primeras claridades del alba para que amanezca)
13 – Conjuro Para Reconquistar El Amor Perdido
CANDELA
Er fuego fatuo desapareció.
En la luz de la luna se desvaneció.
La cueva es mía.
Vamos a ver si venso la mala suerte
con la brujería.
Conjuro
íPor Satanás! ¡Por Barrabás!
Quiero que el hombre que me ha orvidao me venga a buscar.
Cabeza de toro, ojos de león,
mi amor está lejos que escuche mi voz.
iQue venga, que venga!
¡Por Satanás, por Barrabás!
¡Quiero que el hombre que me quería me venga a buscar.
Elena, Elena, hija de rey y reina.
Que no pueda parar ni sosegar,
ni en cama acostao ni en silla sentao…
hasta que a mi poder venga a parar.
¡Que venga, que vengal
jPor Satanás, por Barrabás!
Quiero que el hombre que me ha engañao me venga a buscar.
Me asomé a la puerta al salir el sol…
Un hombre vestío de colorao pasó…
Le he preguntao, y me ha contestao
que iba con los cordeles de los siete ahorcaos…
Y yo le he dicho:
jQue venga, que vengal
Pajarito blanco que en el viento viene volandol…
¡Que venga, que venga!
Entro y convengo en el pacto.
¡Pa que venga! ¡Pa que venga! ¡Pa que venga!
¡Por Satanás! ¡Por Barrabás!
Quiero que el hombre que era mi vía
me venga a buscar.
jAh… ruido de cadenas arrastras!
Er diablo anda en esto!
*** (Se oye música misteriosa y suave: el amor se acerca: se ve brillar en la sombra un punto rojo: es la lumbre del cigarro del amante que se va acercando por la senda oscura; a medida que el gitano se acerca, el canto de amor (música) va acercándose a lo popular. De pronto desaparece la lucecilla: es que el cigarro del amante que viene se ha apagado. Candelas ve la luz, se acerca a la entrada de la cueva, y a pesar de la oscuridad reconoce al galán. Entonces se aparta con júbilo y maliciosa alegría, pensando en la broma pesada que piensa dar al ingrato. El se detiene a la entrada de la cueva)
 
14 – Escena (El Amor Popular)
CANDELAS: (Viéndole acercarse) ¡Él es!… Su suerte lo trae. Ahora vas a ver tú lo que es bueno.
GITANO: (A la entrada de la cueva) A la pa e Dió.
CANDELAS: (Desde el fondo de la cueva y cambiando la voz) ¡Ér vaya contigo, caminante!
GITANO: Hay argún arma güeña que me quiá dar candela pa ensendé er sigarro?
CANDELAS: (Aparte) ¿Candela pides pa ensendé er sigarro? Pa abrasarte el arma te la daría yo. (Con la voz cambiada) Entra y tómala.
Entra el gitano sin verla, se acerca a la lumbre y enciende el cigarro.
GITANO: Dios se lo pague. Quear con Dios.
CANDELAS: Prisa llevas, gitano.
GITANO: Voy de camino.
CANDELAS: Tos vamos de camino en este mundo. La gracia está en que al fin de la verea nos aguarde arguien.
GITANO: Si que hay unos ojillos negros que me parece que van a alegrarse argo ar verme a mí llegar.
CANDELAS: Pos me parece a mí que esta noche van a tardaruna miajita en alegrarse.
GITANO: ¿Por qué dice usté eso?
CANDELAS: Ahora lo verás.
 
*** (Candelas se echa por la cabeza un velo y empieza a danzar en torno de él para seducirle. Adorna la danza con canciones que le dice acentuando la expresión misteriosa. El gitano, aturdido, sufre su fascinación, sin conocerla, y después de la primera estrofa, va detrás de ella, intentando cogerla; pero ella huye de él, y cuando le ve cansado, vuelve a acercársele insidiosamente; él se desespera)
 
15 – Danza Y Canción De La Bruja Fingida
CANDELA
¡Tú eres aquél mal gitano
que una gitana quería!…
jEl querer que eya te daba,
tú no te lo merecíasl…
 
GITANO: (Con asombro) ¡Eh! ¿Qué dices?
CANDELAS: (Sin responderle, danza voluptuosamente a su alrededor y luego canta):
¡Quién la había de decir
que con otra la vendías!…
(Con rabia)
jAnda, mar gaché!
¿Qué te merecías.^
¡Que er mismísimo Pedro Botero
te abrasara esa lengua
conque amor la mentías!
GITANO: (Acercándose a ella) ¿Qué sabes tú? ¿Quién te te ha contao to eso? ¡Ven aquí!
(Quiere acercarse a ella, que sigue bailando. Cuando la va a coger se detiene en seco y canta fingiendo gran solemnidad.
CANDELAS
¡No te acerques, no me mires,
que soy bruja consumá;
y er que se atreva a tocarme
la mano se abrasarál
(Danza huyendo de él, con movimientos insidiosos y serpentinos; él la sigue como alucinado)
GITANO ¿Quién eres? ¿Quién eres?
CANDELAS (Fingiendo un aire de fatalidad)
¡Soy la voz de tu destino!
¡Soy el fuego en que te abrasasl
¡Soy el viento en que suspiras!
¡Soy la mar en que naufragas!
(Él estrecha la persecución: ella sigue danzando huyendo, y cuando él cree cogerla se queda con el velo entre las manos y ella escapa riendo.)
GITANO Reconociéndola en la voz. ¡Tú… tú… Candelas
CANDELAS: (Con sorna) ¡Yo… yol Candelas… Candeliya, que ardía na más que pa ti, y que te deja a oscuras pa in sécula seculorum.
(Se acerca a la entrada de la cueva)
GITANO: (Con el velo en la mano, un poco desconcertado, queriendo detenerla) ¡No… no pue ser… Atiende… perdóname!
CANDELAS: (Cantando con altivez desde la puerta de la cueva)
¡Ya está despuntando er dial
¡Venme esta noche a buscar!
Veremos si se me orvia
lo que me has hecho penar
con tanta mala partia!
GITANO: (Implorándola) ¡Perdóname! ¡Espérame!
 
*** (Final apoteósico con las campanas al amanecer y el triunfo del amor)
 
16 – Final (Las Campanas Del Amanecer)
CANDELAS
(Con alegría y sin volverse)
¡Ya está despuntando er día!
¡Cantad, campanas, cantad!
¡que vuelve la gloria mía!
(Se oye lejano repique de campanas)
GITANO: (Corriendo detrás de ella) ¡Candela! ¡Candela!
CANDELAS: (Cantando a lo lejos con exaltación)
¡Ya está despuntando er día!
(Repique furioso de camparías, mientras cae el telón.)

Publicado en nacionalismo, sensualidad | Etiquetado , , | Deja un comentario

Lamento por las víctimas de Hirosima y la suerte de Kokura

 

70 años de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki

Todos conocemos los nombres de Hiroshima y Nagasaki. Son dos ciudades japonesas tristemente conocidas por los bombardeos que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial. La primera bomba cayó sobre Hirosima. Era el 6 de agosto de 1945, menos de un mes después del primer ensayo nuclear realizado por el equipo de Oppenheimer. A las 8:15 h de la mañana, el Enola Gay, el bombardero B-29 pilotado por el Coronel Paul W. Tibbet y bautizado así por el nombre de su madre, dejaría caer a Little Boy, la bomba de uranio de 3 metros de longitud y más de cuatro toneladas de peso. El responsable de apretar el botón de lanzamiento fue el Mayor Thomas Ferebee. 44 segundos más tarde explotaba con unas consecuencias devastadoras: Murieron al menos 80.000 personas el mismo día de la detonación.
Tres días después, el 9 de agosto, otro bombardero B-29 apodado “Bockscar” lanzaría la “Fat man”, la segunda bomba –esta de plutonio-, de 3,25 metros de longitud y más de cuatro toneladas y medio de peso, terminando instantáneamente con la vida de 70.000 personas.
Tras ellas terminó la guerra en el Pacífico, el día 2 de septiembre.
Lo que muy pocos saben es que entre los planes del primer bombardeo se contemplaba que, si el cielo sobre Hiroshima estaba nublado, se lanzara la bomba “Little Boy” sobre Kokura (Zona de Fukuoka). El destino quiso que Kokura, gracias a la meteorología, se salvara en detrimento de la ciudad vecina.
Pero eso no es todo, también Kokura era el objetivo primario de la segunda bomba “Fat Man”, y de nuevo el tiempo atmosférico jugó a su favor ya que la ciudad se encontraba cubierta de humo, producto de incendios causados por el bombardero ocurrido el día anterior en la ciudad de Yahata, y según las órdenes del mando la bomba debía lanzarse visualmente, sin ayuda del radar, por lo que el Mayor Charles Sweeney que pilotaba el avión, decidió cambiar el objetivo a Nagasaki.

bombas atomicas_kokura

Y es que unos nacen con estrella y otros, estrellados.

 

Más allá de la anécdota existe el hecho de que Krzysztof Penderecki escribió una obra brutal dedicada a las víctimas de la primera bomba. La obra en cuestión se titula:Threnody to the Victims of Hiroshima (Lamento por las víctimas de Hirosima), compuesta entre los años 1959 y 1961. La versión que escucharemos la realizó el canal Gerubach, gracias a ello podemos seguir la partitura. Para entenderla en toda su amplitud aconsejo ver primero el vídeo que aparece en la sección BONUS.
Sin más preámbulo paso al vídeo. Espero que os guste. Su fuerza sonora es simplemente Brutal.

BONUS

BONUS 2

Publicado en lamento, Terrorismo de estado, violencia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“Gitanería en dos cuadros”, la versión de 1915 de “El amor brujo”

AMor brujo_vanguardia_dilluns_21_junio_1915

Así se anunciaba en el periódico “La Vanguardia”, el estreno de la obra

 

Después de siete años en París, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, Falla regresó a Madrid. Allí, Pastora Imperio, una bailarina legendaria de fondo gitano, le encargó escribir una canción y la danza que terminó siendo la primera versión del Amor brujo.
El estreno madrileño de dicha versión fue un completo fracaso.
Eso llevó a Falla a transformarla en un ballet con orquesta sinfónica (la original lo era para orquesta de cámara) y a introducir tres canciones cortas para mezzo-soprano. Fue bajo este formato que El amor brujo triunfó hasta convertirse en la obra que hoy todos conocemos.
Esa primera versión, la estrenada en 1915 y que podréis degustar a continuación, llevó por título Gitanería en dos cuadros.
El argumento cuenta la historia de Candela, una muchacha gitana, cuyo amor por Carmelo se ve atormentado por su descreído antiguo amante. La obra es de carácter marcadamente andaluz, tanto en lo musical como en lo literario. El libreto fue escrito por Gregorio Martínez Sierra en dialecto andaluz, si bien se ha llegado a poner en duda su autoría, en favor de su mujer, María de la O Lejárraga García, feminista apasionada que publicó obras bajo el nombre de su marido. La música contiene momentos de gran belleza y originalidad, e incluye las famosas Danza ritual del fuego, la Canción del fuego fatuo y Danza del terror. Una historia de hechizos, de brujería, donde el espectro del amante muerto de Candela se le aparece celoso ante sus amores con Carmelo. La solución estará en manos de Lucía…

Más tarde, en la revisión que hizo en 1920, la obra se quedaría con el título definitivo que todos conocemos en la actualidad y estaría estructuada del siguiente modo:

1 Introduccion y Escena — orquesta
2 En la Cueva (La Noche) — orquesta
3 Canción del Amor Dolido —voz y orquesta
4 El Aparecido — orquesta
5 Danza del Terror — orquesta
6 El Circulo Mágico (Romance del Pescador) — orquesta
7 A Media Noche, Los Sortilegios — orquesta
8 Danza Ritual del Fuego — orquesta
9 Escena — orquesta
10 Canción del Fuego Fatuo — voz y orquesta
11 Pantomima — orquesta
12 Danza del Juego de Amor — voz y orquesta
13 Final: Las Campanas del Amanecer — orquesta

Publicado en canción, nacionalismo, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La Palabra es un arma terrible en manos concretas

La Palabra, como la música, es un arma terrible en manos concretas. Por esa razón todo dictador lo primero que hace tras subyugar a un pueblo es eliminar a los poetas.

La Palabra, en manos concretas; equivocadas según el Poder, las más de las veces, es un modo de alimento. Pues pinta sonrisas donde anida la pena; cura al que enfermó de desánimo; devuelve la valentía al que la perdió y libera al esclavizado.

La Palabra es lo que somos a pesar de que no lo sepamos.

La Palabra en manos concretas, vale más que mil imágenes. Porque es capaz de enamorar, crispar, exaltar y devolver la Dignidad al sometido; el Orgullo al entregado y la Fuerza al debilitado.

La Palabra en manos concretas es Peligro, un meteorito que llega a los corazones a velocidad de vértigo para explotarles dentro y devolverles la Vida y la Esperanza a quienes la perdieron.

La Palabra, cuando no es banal, cuando cuenta, cuando enseña, es Cultura.

Las Palabras, como decía Gabriel Celaya: “Son lo más necesario: lo que no tiene nombre. Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

 

Publicado en pasión, poesía, Uncategorized | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Las variaciones, una forma musical nacida en la España renacentista

Aparecieron en el siglo XVI a partir del desarrollo de la música de cámara instrumental y de nuevos repertorios para instrumentos individuales, tanto de tecla como de cuerda.
Los instrumentistas y compositores se dieron cuenta de que la música destinada a un solo interprete permite un juego de virtuosismos que evidentemente no se prestaba a un grupo de cantores por limitado que fuese.
Las variaciones —o diferencias, como se llamaron en España— aparecieron referenciadas por primera vez en 1538, en “Los seys libros del Delphin, de música de cifras para tañer vihuela” de Luys de Narváez.

A parte de las Diferencias, también aparecieron otras formas nuevas entre las que cabe destacar las siguientes: el Ricercare, la Fantasía, la Canzona, la Tocata y la Folía. De esta última escucharemos una interpretación de Jordi Savall

Lo que en un principio fue un recurso musical sencillo e intuitivo (utilizar un tema con transformaciones sucesivas, ya fueran de tipo melódico, rítmico u otro) se convirtió en una forma musical con características propias. Con J.S.Bach y sus maravillosas “Variaciones Goldberg” llegamos a una primera cima de dicha forma musical.

En el siglo XVIII aparecerán las variaciones “sobre un tema” que, desde principios del XIX, se utilizará mucho por los compositores. La estructura es dicha forma  se reduce a la exposición de un tema durante un determinado número de veces, pero con diversas alteraciones en cada una de ellas, ya sea de tipo melódico, rítmico, armónico, etc. haciendo que, en algunos casos incluso, el tema llegue a ser difícilmente reconocible.
Si existe en la História de la Música un tema sobre el que se han efectuado innumerables variaciones este sería el del capricho 24 de Niccolo Paganin

De todas ellas las más ampliamente interpretadas son, sin lugar a dudas, las que construyó Rachmaninof en su “Rapsodia sobre un tema de Paganini

 Pero más allá de estas podemos encontrar las de Brahms, Lutoslawsky, Marc-André Hamelin… por poner unos ejemplos. De todos modos no querría concluir este breve repaso por las Variaciones, sin incuir las que, al menos a mí, más me han divertido. Son las que Andrew Lloyd Weber escribió para su hermano Julian. Ahí las dejo.

Publicado en Historia de la música, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Adela – Passen cinc minut de les set del matí

Un rincón literario

Vanguardia_17 http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1937/03/17/pagina-1/33128635/pdf.html

Passen cinc minut de les set del matí quan un esclat fortíssim esmicola els vidres de les cases del voltant. Després, una pols blanca i espessa ho l’envolta tot fent difícil respirar i veure més enllà d’un pam del nas. Ha estat una de les bombes, i ha caigut a l’encreuament dels carrers Cruz Canteros amb Aníbal, a menys de cinquanta metres d’on estan les nenes.
L’endemà, llegint La Vanguardia, es sabrà l’abast del bombardeig: quatre cases enderrocades, tres morts, restes humanes tretes amb cabassos per part dels bombers i desenes de ferits. Però ara ningú no entén res, només s’escolta un xiulet continu dins les oïdes i la boira blanca què ho omple tot. Passats els primers instants, i tan de pressa com permeten les cames, la tieta Rossita i sa mare surten a corre-cuita del pis de Magallanes, giren Cruz Canteros a l’esquerra i…

Ver la entrada original 884 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La feria de Scarborough

Él tal vez no lo recuerde, pero mi entrada al mundo sonoro la provocó mi primo Salvador cuando, apenas superada la pubertad, me dio a conocer dos cosas que me marcarían: la película “El graduado” y, sobre todo, su banda sonora.
No recuerdo ningún detalle de aquello: si se produjo en Barcelona o en Onda (Castelló), si me hizo escuchar la música o lo comentó a partir de un viejo vinilo de Bee Gees. Han pasado muchos años y la memoria juega malas pasadas y se vuelve poco fiable. Lo que sí recuerdo de forma nítida es haber ido al cine Diamante, desaparecido como casi todos,y que se ubicaba en el barrio del congreso de Barcelona; haber entrado y haber repetido hasta tres sesiones para escuchar una y otra vez lo que entonces me pareció el sonido más hermoso que había oídojamás. Si no ando errado diría que aquella semana (era lo que duraban los programas dobles de los cines de barrio) llegue a ir tres tardes al cine y la debí ver siete u ocho veces. Todo el dinero de aquel lejano Manel se invirtió en amar a la música de Paul Simon y Arthur Garfunkel. Un duo que con sus voces me hicieron aprecicar los primeros intérvalos de segunda, las primeras disonancias elegantes, los rudimentos del contrapunto… cantidad de detalles sonoros de los que no conocía ni el nombre. Eso vendría después.
Tras El Graduado y Simon & Garfunkel vendrían cambios, claro, llegarían Led Zeppelin, Black Sabbat, Blind Faith, King Crimson, Jethro Tull EL&P y tantos otros. Pasarían Zappa, Focus, Chicago, Moddy Blues… aquel chaval crecería y necesitaría ampliar su espectro sonoro con Bartok, Stravinsky, Mahler, Beethoven… Y con el tiempo descubriría a J.S. Bach, la música renacentista, el respeto por Mozart.
Al poco tiempo de vivir en Cerdanyola del Vallès tuve la gran suerte de asistir a un concierto intimista que el gran Jordi Savall dio en mi nueva ciudad. Y de su mano descubrí después a Monteverdi, que me descubrió al gran Philippe Jaroussky. Y también, de la mano del gran Savall descubrí la voz de Ariadna que me acompañó a conocer a Hirundo Maris.  

Ya véis, todo un periplo que empezó en el cine Diamante, de la mano de una película aceptable y con una banda sonora bellísima, terminó construyendo, al menos en su base, al músico que después fui. Vaya mi agradecimiento a mi primo Salvador, a Simon & Garfunkel y a todos y cada uno de los que me han construido en el mundo sonoro. Y vaya mi agradecimiento a Hirundo Maris por traerme de nuevo un recuerdo tan hermoso.

Anexo: La canción de Scarborough fair siempre me pareció sublime cuando estuvo acompañada de los “Cánticos”, el hermoso añadido que puso Paul Simon. Cuando la interpretaban en directo, jamás se atrevieron a cantarlos, se remitían a la canción tradicional original.

Salvo esta digna versión que he encontrado en la que hacen un trio con Andy WIlliams.

BONUS

La letra que comparto es la que se canta en las versiones de estudio. En cursiva están los versos de la canción original popular. En rojo los versos que añadió Paul Simon. La inten ción era evidente. La canción original nos habla de un amor al que añoramos y deseamos ver; en contraposición, los cánticos nos hablan del sinsentido de la guerra y de cómo los soldados no son más que la moneda de cambio para que los altos mandos se adjudiquen más medallas y más poder.

Are you going to Scarborough Fair?
Parsley, sage, rosemary, and thyme
Remember me to one who lives there
She once was a true love of mine
 
Tell her to make me a cambric shirt
On the side of a hill in the deep forest green
Parsley, sage, rosemary, and thyme
Tracing a sparrow on snow-crested ground
Without no seams nor needlework
Blankets and bedclothes the child of the mountain
Then she’ll be a true love of mine
Sleeps unaware of the clarion call
 
Tell her to find me an acre of land
On the side of a hill, a sprinkling of leaves
Parsley, sage, rosemary, and thyme
Washes the ground with so many tears
Between the salt water and the sea strand
A soldier cleans and polishes a gun
Then she’ll be a true love of mine
 
Tell her to reap it in a sickle of leather
War bellows, blazing in scarlet battalions
Parsley, sage, rosemary, and thyme
Generals order their soldiers to kill
And to gather it all in a bunch of heather
And to fight for a cause they’ve long ago forgotten
Then she’ll be a true love of mine
 
Are you going to Scarborough Fair?
Parsley, sage, rosemary, and thyme
Remember me to one who lives there
She once was a true love of mine
¿Vas a ir a la feria de scarborough?
Perejil, salvia, romero y tomillo
Da recuerdos a alguien que vive allí
Ella una vez fue mi verdadero amor.
 
Dile que me haga una camisa de batista
En la ladera de una colina en el verde bosque profundo
Perejil, salvia, romero y tomillo
Siguiendo a un gorrión en un terreno cubierto de nieve
Sin costuras ni costura
Entre mantas y ropa de cama el hijo de las montañas
Entonces ella será mi verdadero amor
Duerme sin oír la llamada del clarín
 
Dile que me consiga un acre de tierra
En la ladera de una colina, un puñado de hojas
Perejil, salvia, romero y tomillo
Lava una tumba con muchas lágrimas
Entre el agua salada y la línea de mar
Un soldado limpia y pule un fusil
Entonces ella será mi verdadero amor
 
Dile que lo siegue en una hoz de cuero
Fuelles de guerra, ardiendo en batallones escarlata
Perejil, salvia, romero y tomillo
Los generales ordenan a sus soldados matar
Y para reunir a todos en un manojo de brezo
Y luchar por una causa que han olvidado hace mucho tiempo
Entonces ella será mi verdadero amor
 
¿Vas a ir a la feria de scarborough?
Perejil, salvia, romero y tomillo
Recuérdame a alguien que vive allí
Ella una vez fue un amor verdadero mío
Publicado en canción, popular, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Eternidad

Un rincón literario

Eternidad

Pensé el verso que escribiría sobre tu cuerpo.
Letras que mis dedos dibujarían sobre ti:
qué movimiento expresaría mi amor,
qué presión sería la indicativa de la pasión,
qué dedo conocería mejor su geografía,
qué lugar definiría el sentimiento…
Tras mirarte en la penumbra lo vi fácil.
Me acerqué a la copa blanda de tu pubis y escribí sobre él tres puntos suspensivos con la punta de mi lengua.
Porque, qué podíamos saber nosotros de mañana si aun la luna nos reclamaba.

::::

BONUS

Ver la entrada original

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Concierto para violín – Samuel Barber

Un rincón literario

El sonido

La palabra

Cuando escucho el adagio del concierto para violín de Samuel Barber es como si toda la ternura se me agolpara alrededor de los ojos hasta convertirse en lágrima. No sabría decir si la imagen que aparece entonces en ese frágil espejo es la tuya, sabes cuan sutil es el agua para devolvernos una imagen. Pero me gusta creer que es así, que eres tú. Tú tomandome la mano. Tú mirándome a los ojos. Tú desnuda en la penumbra, en aquella fotografía que grabé de ti una noche ya olvidada.
Qué será de ti ahora. Esa también es la pregunta que me hago tras revivirte desde el sonido. Y me gusta pensar que serás feliz, que habrá alguien a tu lado que te mire como yo te miré y que sepa amarte como yo no supe, o no pude. Y cuando termina el adagio libero este recuerdo…

Ver la entrada original 27 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario